Hasta siempre Juan

Escrita por en Columnistas

El temple y las virtudes quedaron dando vueltas y vueltas frente al micrófono. Como perdidos. Como nostálgicos. Sin entender por qué te fuiste, querido Beto. El sonido se hizo silencio cuando la noticia de tu partida inundó los medios, y el respeto de tus fieles se aferró a la calidez de tu mágica voz. La sensatez pura, inteligente y optimista que te inundó ya siente una profunda soledad. El silencio se tornó atroz y el eter se confundió en una espesa oscuridad. Las lágrimas, las lagrimas querido Beto, llevaron a…Leer más