CALAMARO, LA MÚSICA DE MIS AÑOS

Escrita por en Notas

Alejandro Duchini A veces el periodismo me permite cruzar con personas con las que, de otro modo, jamás me sentaría a conversar o, como me pasó con Andrés Calamaro, a intercambiar mails. Gracias a mi trabajo, una vez pasé una tarde tomando cervezas con Ricardo Darín, en otra ocasión desayuné con Ernesto Sábato en un pueblo perdido de la provincia de Buenos Aires, almorcé con Ricardo Bochini -mi héroe de la infancia- y conversé -hasta bien entrada una madrugada rosarina de 1998- con Sandro, quien volvía a los escenarios tras una larga ausencia. Hubo…Leer más