PASÓ DE TODO

Escrita por en Libros

Por Alejandro Duchini

“Con Grondona vivo, la Argentina jamás le hubiera dado la espalda al líder suizo. Si el veterano caudillo de Sarandí talló tan alto en la FIFA (llegó a ser vicepresidente de Finanzas) fue por su muñeca política. Además de manejar la economía, Grondona era ministro de relaciones exteriores del presidente suizo. El hombre que negociaba con asia y África, los dos continentes a los que Blatter destinaba millones a cambio de votos. Al continente africanos, además, Blatter le dio el primer mundial: el de Sudáfrica, en 2010. Grondona le aseguraba, por las suyas, los votos de la Conmebol, la Confederación Sudamericana de Fútbol. En ese mapa, Blatter no podía perder nunca”. Este texto corresponde a las primeras páginas de Pasó de todo (Planeta), del periodista Alejandro Casar González.

Pasó de todo aparece poco después de que estallara el escándalo de la FIFA. Y aunque el autor -periodista de La Nación– haga un enfoque más nacional sobre esos hechos, en sus poco más de 300 páginas realiza un análisis detallado del programa Fútbol para todos.

Lo hace a partir de números y entrevistas. Desde ahí, invita al análisis, lo cual enriquece la lectura y el conocimiento del programa que nos permite ver cada uno de los partidos de Primera en directo. Dirigentes políticos y del fútbol, barras y empresarios contestan las preguntas de Casar González. Algunos piden reserva. Otros lamentan quedar fuera del negocio. Algo llamativo es encontrar cómo algunos apellidos que hasta ayer no más tenían un peso enorme en la AFA (y un futuro mejor), hoy quedaron potencialmente relegados de toda aspiración. Son los casos de Germán Lerche o Alejandro Marón, presidentes de Colón y Lanús, respectivamente.

Otro caída en desgracia es la de Marcelo Araujo. Periodista identificado con el fútbol privado de los 90, resurgió y cayó con el mismo kirchnerismo. Casar le dedica un espacio prudencial. De él, señala que era “el hombre que había sido más menemista que Menem, más torneísta que Torneos. Siempre Araujista”. Luego: “Araujo, que ya era un acérrimo grondonista, se convirtió a la fe cristinista en el tiempo que tarda un camaleón en cambiar de color”.

No quedan de lado las desprolijidades y urgencias con las que se sacó al aire Fútbol para todos. En ese marco, se destaca la cintura negociadora del presidente de la AFA, Julio Grondona, y cómo se repartía el dinero entre los clubes. También las cantidades. Es increíble que haya tanto dinero y los clubes sin embargo se endeuden cada vez más. Casar lo explica. Al igual que analiza la falta de publicidad privada en la pantalla, con la consecuente falta de ingresos.

No queda afuera el papel de la AFIP ni el oscuro negocio de las triangulaciones. “El fútbol argentino es el más desorganizado del mundo”, le explica al autor un experto en lavado de dinero que se convirtió en espectador del avance del fisco sobre el mundo futbolero. Siguen las cifras. Aparecen más nombres. Sobran los ejemplos. Es un vale todo. Queda demostrado cuando Casar señala: “Hasta el cierre de este libro, la Jefatura de Gabinete nunca informó a la AFA del flujo de caja del Fútbol para todos”. En ese sentido, será el turno de una denuncia de la Unión Cívica Radical que no prosperó. Se menciona el proyecto del AFA TV y se detalla cada uno de los intentos por poner en movimiento el AFA Plus.

Aparece Marcelo Tinelli. Desaparece. Irrumpen los barras y su aceitado sistema de influencias. No dejan de mostrarse cifras. Tampoco manchas. Luis Segura, el actual presidente de la AFA, también tiene su espacio. Se lo menciona por el descenso de Argentinos, por el cual era acusado de haber vendido al club. Casar destaca en este sentido que no hay pruebas.

Sobre el final del libro, el autor detallará cuánto dinero ingresó a la AFA desde 2009 a principios de 2015 por el Fútbol para todos. “La AFA quedó salpicada por el escándalo de coimas y corrupción develado por el FBI”, escribe en las últimas páginas.

Pasó de todo es, en síntesis, un mapa del fútbol actual. Después de leerlo se entenderá por qué estamos como estamos.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrShare on RedditDigg thisFlattr the authorShare on StumbleUponShare on VKShare on YummlyBuffer this pageEmail this to someonePrint this page