MASCHERANO, EL JEFE

Escrita por en Entrevista, Libros

“Ese día, el del triunfo contra Holanda en el Mundial, fue lo que podríamos señalar como ‘el día Mascherano’. Su quite a Robben, decisivo para no perder el partido, su arenga a Chiquito Romero, tan bien captada por la televisión, y su llanto al final de la noche, tan igual pero tan diferente a otros suyos en momentos de derrota, dispararon su imagen como nunca había pasado antes en el país. Fue la representación perfecta de lo que él es: un futbolista implicado en el juego hasta las últimas consecuencias, un líder grupal y un enamorado del fútbol. Ese partido generó que su nombre llegara definitivamente al corazón del hincha, algo que hasta entonces era bastante discutido”. La explicación es de Andrés Eliceche y Alfredo Ves Losada, periodistas y autores de Jefe – Javier Mascherano (Planeta). Es su respuesta ante la pregunta de Libros y Pelotas acerca de por qué empezaron este libro con la descripción de aquella arenga del jugador a sus compañeros de la Selección, en el Mundial de Brasil.

Jefe llegó a las librerías en el primer semestre del año. Consta de casi 300 páginas apropiadas no sólo para fanáticos de este símbolo del seleccionado. También es un trabajo recomendado para quienes gusten del buen periodismo o del placer de una biografía llena de datos. En este caso, se agregan declaraciones del propio Mascherano, lo que sin dudas enriquece el producto. Esas mismas declaraciones, sin embargo, no direccionan, sino todo lo contrario: Eliceche y Ves Losada aclaran en los agradecimientos que el mediocampista “hizo una sola pregunta desde que supo que íbamos a escribir sobre él: ‘¿Cómo viene el libro?’”.

Justamente ante ese interrogante, vía mail agregan que “comprobamos que no tenía interés en intervenir en ninguna parte del proceso de construcción. Fue una manera de decirnos ‘adelante, yo los apoyo’, pero desde una posición despreocupada. Lo mismo fuimos notando a medida que golpeábamos puertas y se nos abrían: estaba claro que sin su aval, nadie de su entorno más íntimo se iba a sentar a charlar con nosotros sobre la vida de un personaje tan público. Y su actitud de permitirnos avanzar con entrevistas a su familia, amigos y demás fue súper valiosa desde otro lugar también: en ese mismo momento él estaba preparando otro libro con su propia firma, que salió apenas un mes después que Jefe. Nos permitió entrevistarlo varias veces, y tranquilamente podría haberse negado”.

Mascherano JefeJefe se compone de muchísimos datos y detalles. Es un muy buen trabajo al que se le agrega un recorrido paralelo por la realidad del país y del mundo durante los años que se cuentan, que son los de la vida de Mascherano, nacido el 8 de junio de 1984, en San Lorenzo, Santa Fe.

Se hacen específicas referencias a su ambiente familiar, a sus inicios en el fútbol y a sus gustos profesionales. La influencia de Marcelo Bielsa, José Pekerman y Diego Maradona también tienen sus explicaciones. Todo complementado con declaraciones del protagonista. Se nota un gran trabajo de campo, de planificación, en el que nada parece librado al azar. Las explicaciones de su paso por el fútbol brasileño o su llegada y posterior alejamiento del West Ham son ejemplo. Permiten además entender cómo funciona el entramado del millonario negocio futbolero. No es menor tampoco la recopilación de fotografías que muestran a un Mascherano de entre casa y lo contraponen con el actual, un verdadero baluarte de cada equipo que integra.

“En términos de conocimientos nuevos, terminamos de entender lo que nosotros sospechábamos: que se trata de un profesional las 24 horas, dedicado al extremo, obsesivo a tal punto que casi no se permite relajarse. Un ejemplo: lleva cinco años viviendo en Barcelona y nunca se metió al mar Mediterráneo, que lo tiene a unos metros de su casa. Y eso, lejos de una pose, es una manera de vivir: disfruta muy poco de los logros, vive pensando en cómo mejorar y, está a la vista con lo que pasó después de la final de esta Copa América, se flagela en la derrota. Él siempre fue consciente de que para llegar a hacerse un lugar en el mundo del fútbol iba a necesitar esa conducta, y fue consecuente”, responden Eliceche y Ves Losada cuando se les pregunta qué aprendieron de Mascherano durante el armado de Jefe.

Ante el interrogante de qué condición humana y deportiva le destacan: “Su sentido de pertenencia a los grupos que integra, su certeza respecto de que nadie es nada sin el otro, su responsabilidad para afrontar cualquier desafío o tarea, su respeto. Y en lo estrictamente deportivo, su capacidad para reinventarse como futbolista cuando llegó al Barcelona y rápidamente Guardiola lo colocó como defensor: a los 27 años, en general el futbolista siente que ya aprendió todo lo que necesitaba, y es más resistente a los cambios. Más si, como en su caso, se trataba del capitán de la Selección argentina. Ese nuevo status le permitió ganarse un lugar de titular en uno de los mejores equipos de la historia y seguir siendo el 5 indiscutible de Argentina”.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrShare on RedditDigg thisFlattr the authorShare on StumbleUponShare on VKShare on YummlyBuffer this pageEmail this to someonePrint this page