LA FUTBOLÍSTICA TRINIDAD

Escrita por en Libros

Por Alejandro Duchini

Ni puedo imaginarme (bah, sí, puedo) a Carlos Bilardo escondido en su disfraz de coya mientras baila en un salón, en Tilcara, para vigilar a sus dirigidos. Y cuesta imaginarse, también, qué pensarán los integrantes del seleccionado argentino que en junio de 1986 fueron campeones del mundo viendo a su entrenador en esa pose. Como no había mucho para hacer en la concentración en ese pueblo jujeño, los futbolistas fueron invitados a un baile de disfraces. “Pero yo no puedo estar y yo no sé qué van a hacer los jugadores, porque hay bebidas, ¿no?”, le preguntó el técnico a Sara Vera, dirigente del club local Puerto Nuevo. Ella le sugirió que él también se disfrace. “De repente vimos a un loco con una capa, con botas, que se metió a bailar en el medio, todo encapuchado… Después nos enteramos que había sido Carlos”, recuerda Oscar Garré. La anécdota la describen Gustavo Dejtiar y Oscar Barnade en 1986 – La verdadera historia (Planeta), el libro que sirvió como guión para el documental del mismo nombre que se vio este año en la pantalla de la TV Pública. Sirvió de conmemoración por las tres décadas del título de México. Se trata del tercer trabajo sobre la temática que se editó en el país durante los últimos meses. Los otros fueron El partido, de Andrés Burgo; y México 86 – Mi Mundial, mi verdad, una suerte de memoria de Diego Maradona sobre el antes, el durante y el después: se las escribió Daniel Arcucci.

Con esos libros se completa una trinidad sobre aquel campeonato: la mirada general de Dejtiar y Barnade; la de Burgo sobre el histórico encuentro entre Argentina e Inglaterra; y la de Diego, el gran protagonista de aquello.

1986 – La verdadera historia describe con detalles cómo se gestó aquel equipo. Apela, por momentos, a una escritura con tintes de humor, lo que hace más llevadera la lectura. Se mete en episodios desconocidos y desmenuza otros sobre los que había más rumores que certezas.

1986Los autores empiezan recordando qué ocurría a mediados de los 70, cuando se produjo en la AFA una revolución alrededor del Mundial del 78. Es imposible, claro, hablar de los campeones de México sin recordar la incidencia de César Luis Menotti con la obtención de aquel campeonato local y la pronta eliminación de España, en 1982, con una Argentina conmocionada por una dictadura que se iba y la derrota en la guerra de Malvinas. Metiendo el dedo en la llaga se llega al 86. Tiempos en los que nadie daba un peso por el equipo de Bilardo, aún cuando el técnico llegaba avalado por la buena campaña al frente de Estudiantes de La Plata.

Luego, Dejtiar y Barnade se meten en el armado del nuevo plantel y analizan el paso del menottismo al bilardismo. Después, ya en México, apoyan parte de su trabajo en el hallazgo de un video casero hecho por los jugadores. Quienes crecimos en los 80 -con mitos alrededor de aquel plantel- encontraremos en este libro certezas y desmentidas. Sabremos qué pasó con las camisetas azules que se utilizaron en la previa del partido contra Inglaterra y recordaremos cuánto se sufrió durante la etapa clasificatoria en la que Argentina casi queda afuera del Mundial. También sabremos en boca de Julio Olarticoechea cómo fue el momento en el que Bilardo le dio una charla técnica en las calles del Bajo Flores para convencerlo de que se sume al equipo, faltando dos meses para el inicio del campeonato. “Yo cruzado de brazos, la gente pasaba, era de día y me veía a mí cruzado de brazos y a Bilardo haciendo rayas en la pared… Te imaginás. Solamente él te puede hacer una charla técnica en la pared”, recuerda el Vasco.

Siguen los amistosos, la gira previa y la obsesión bilardiana por cuidar cada detale. Y finalmente México. De ahí, un análisis sobre la enfermedad de Daniel Passarella, quien se quedó afuera del equipo. Las aguas se dividen entre quienes niegan que le hayan dado una comida en mal estado para sacarlo de encima por su perfil menottista y aquellos que insinúan una mano negra. Las peleas internas de un plantel golpeado pero liderado por Maradona también tienen su capítulo. Obviamente, no escapan las diferencias entre Diego y Passarella.

José Luis Barrio, entonces periodista de la revista El Gráfico, es una de las patas del libro (y del documental): acompañó a Bilardo desde el inicio en el armado del equipo. Después lo siguió por Europa y en tierras aztecas, donde fue testigo de todo. Algo de lo que vio, no lo cuenta. Y en otros casos, insinúa.

Divertida primero, triste después, es buenísima la anécdota que tiene como protagonista a José Luis Cuciuffo, que se lee a partir de la página 153.

-¿Cómo te llamás?

-Cuciuffo, con una ce y doble efe.

Así comienza el recuerdo de cómo lo trataba la revista Humor por su apellido a aquel jugador de Vélez que era casi un desconocido. Dos páginas después los autores recuerdan su muerte, el 11 de diciembre de 2004: “El único de los 43 campeones del mundo del fútbol argentino que falleció”, escriben.

Leer 1986 no es sólo añorar una gesta deportiva. Es meterse de lleno en cómo era la Argentina de aquellos años. Y es, también, una forma de conocer historias de vida. Que, como describen Dejtiar y Barnade, son historias de jugadores que “llegaron a México escondidos, ahogados en críticas, sin una sola ficha que apostara por ellos. Se pelearon, lloraron, insultaron, cambiaron, se unieron y al final de un camino de escombros, construyeron una leyenda: la del segundo título mundial para Argentina. El primero fuera del país. El primero en democracia. Y son esos que están ahí, ellos que podrían haber sido chapistas, ferroviarios o borrachos del pueblo. Son los últimos campeones del mundo, pero sobre todo son personas que nos hacen recordar que los héroes no son personas extraordinarias. Son personas comunes que hacen cosas extraordinarias, como ganar un campeonato del mundial. Tan sencillo como eso. Tan maravilloso”.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrShare on RedditDigg thisFlattr the authorShare on StumbleUponShare on VKShare on YummlyBuffer this pageEmail this to someonePrint this page