Fútbol y TV

Escrita por en Libros

“Años atrás hubiera sido imposible imaginarse un jugador de fútbol haciendo las veces de comunicador, sin haber tomado un libro. Probablemente una mujer que hablara de una pelota hubiera sido censurada antes de contar de qué equipo había sido el gol o qué futbolista había llegado a la quinta tarjeta amarilla. Bajo ningún punto de vista el Periodismo Deportivo le iba a abrir sus puertas a la rama policial. Mucho menos a la Política. Hoy todo es posible. Incluso hasta el hecho de montar un living con una canchita de fútbol en donde los periodistas se divierten y juegan de traje con los propios invitados. Insistimos en que no pretendemos juzgar la nueva profesión. Tan solo aspiramos a mostrar las cartas y a que los profesionales de los medios nos den sus válidos puntos de vista”, se lee en uno de los párrafos del libro “Quien te ha visto y quien te ve”, escrito por el periodista Pablo Carrozza y publicado por Editorial Dunken.

El trabajo da cuenta de cómo la televisión incidió en el fútbol, y viceversa, sin dejar de lado el papel de los propios periodistas. “Decidí escribir ‘Quién te ha visto y quién te ve’ porque fue un tema que siempre me interesó y el cual muchas veces en los medios parece prohibido. Hay un vacío respecto a esas preguntas que siempre nos realizamos. Hacer periodismo de periodistas con respeto y sin subestimar la fuente laboral es algo necesario para entender la problemática actual respecto a muchos temas. Hoy los medios son poderosos y muchas veces peligrosos. Por eso el Periodismo Deportivo no puede estar ajeno a esa realidad”, resumió el autor ante la consulta de Libros y Pelotas.

Quien te ha visto y quien te ve

“Hacerlo me llevó un año y medio aproximadamente, aunque al tratarse de una investigación periodística, la mayor cantidad de tiempo la dediqué a buscar testimonios y realizar entrevistas. Trabajé el quiebre que ha dado el Periodismo futbolero en los últimos años a través del nacimiento televisivo de Marcelo Tinelli y de las apariciones de Radio La Red, Olé y TyC Sports. Entrevisté a unos cincuenta comunicadores que me han podido contar su experiencia respecto a una ruptura, la cual yo no viví del todo. Al no sentirme con esa autoridad para hablar de algo, lo que hice fue recopilar vivencias ajenas y de alguna manera, también acomodarlas”, expresó además sobre las 120 páginas que componen el material, dividido en cuatro capítulos y a su vez con distintas divisiones respecto a distintos temas. El prólogo es de Hernán Castillo, autor de un trabajo ya comentado en este blog: la biografía ‘Todo pasa’, sobre el presidente de la AFA, Julio Humberto Grondona.
Como conclusión, sostiene que “el periodista deportivo merece un lugar que evidentemente no tiene. A veces se lo subestima, se lo ningunea y se lo encierra en que solamente puede hablar de una pelota olvidando que Paenza, Nelson Castro, Leuco, Nelson Ibarra y Marcelo Tinelli también arrancaron en el mundo del fútbol. Salvando las distancias, el médico para ejercer necesita formarse. En cambio para hablar en una radio no se necesita ser periodista deportivo. La conclusión pasa por darle identidad a ese comunicador abandonado. Respecto a los medios, entiendo que el viejo periodista deportivo estaba más formado, mientras que hoy está mejor informado. Las redes sociales, el rating y la farandulización tienen que ver en ese cierre que debe sacar cada lector. Yo no juzgo, tan solo aspiro a dar a conocer las herramientas para que el lector haga el resto”.“El primer capítulo habla de la historia del periodismo deportivo televisivo, gráfico y radial. El segundo narra el famoso quiebre. El tercero está destinado a los testimonios de los periodistas y el cuarto habla de la actualidad de la profesión respecto a un montón de cuestiones que antes hubieran sido absurdas”, nos dijo Carrozza.

“La televisión hizo que el fútbol siga siendo el tema preponderante en la mesa de todos los argentinos y que se pierda el juego mismo frente a situaciones que muchas veces no hacen al deporte en sí. No hay 24 horas de noticias, entonces hay que buscar otros formatos que vendan. Respecto a la ‘liberación de los goles’, si bien fue un acto de justicia, nos hace abrir los ojos emn cuanto a lo mal que se juega. Antes mirábamos un compacto de Arsenal con Lanús y veíamos tres pelotas en los palos, dos tarjetas rojas y uno o dos goles. Hoy nos damos cuenta que noventa minutos del mismo partido nos obligan a hablar de cuestiones ajenas al fútbol porque no pasa demasiado dentro del terreno de juego”, finaliza.

Por Pablo Carrozza

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrShare on RedditDigg thisFlattr the authorShare on StumbleUponShare on VKShare on YummlyBuffer this pageEmail this to someonePrint this page