Crónicas del aguante

Escrita por en Libros

Crónicas del aguante, de Pablo Alabarces, es un libro necesario. Es definitivamente importante para quienes nos paramos en la vereda de enfrente a la violencia en el fútbol. Y referimos al término “violencia” y no “violentos”, ya que en su trabajo (arduo, compartido con un grupo de profesionales que colaboraron en las investigaciones) Alabarces menciona varias frases hechas y se ríe de ellas… para no llorar.

El autor habla de las definiciones que utilizan los medios para simplificar o encuadrar a los “inadaptados”, los “violentos”, los “barras” como únicos responsables. Y asegura que partiendo de esa base, será muy complicado o, directamente imposible, encontrar una solución a la problemática. La misma tapa de Crónicas… refiere a fútbol, violencia y política y, encarando el tema desde ese lugar, dispara ideas y desmenuza lo poco que se hace en materia de prevención para evitar episodios de esa naturaleza en nuestro país.

Crónicas del aguante - Pablo AlabarcesAlabarces (solciólogo, docente prestigioso de la UBA, escritor) recuerda que ya son 257 los muertos que se produjeron en Argentina, en nombre del fútbol. Y que la gran mayoría de ellos (descontando la tristemente célebre tragedia de la Puerta 12, en la que fallecieron 71 hinchas), ocurrieron desde el regreso de la democracia, en 1983. Y entonces alarma pensar y concluir que, quienes nos gobiernan, son actores clave en el crecimiento de estos crímenes.

La policía (en gran parte) también colabora para que la pelota asesina que gira fuera de la cancha crezca fin de semana tras fin de semana. Es que la connivencia entre las fuerzas de seguridad y los dirigentes de los clubes y los políticos, es la que alimenta el negocio de esos mercenarios que de hinchas no tienen nada.

Reventa de entradas, trapitos, ¡organización de seguridad en los recitales! que se hacen en los estadios, cierran un combo de divisas que ninguno de los actores mencionados se quiere perder. Alabarces no hace más que poner el foco en el lugar que corresponde. Y deja en evidencia a quienes hablan de “ellos, los violentos” , cada vez que produce una nueva muerte y una familia se fragmenta de manera antinatural. Porque, lo peor de todo en estos casos, es que podrían haberse evitado.

Por Alejandro Ansaldi

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrShare on RedditDigg thisFlattr the authorShare on StumbleUponShare on VKShare on YummlyBuffer this pageEmail this to someonePrint this page